Inicio » Blog » Otaduy

Amor a primera vista fue lo que sentimos cuando conocimos a Sílvia y Gerard, conectamos desde el minuto cero.
Los dos son catalanes con dos preciosas hijas, Àfrica y Abril sus dos gemelas.

Lo que nuestra pareja tenía claro es que querían que su boda respirara romanticismo, elegancia y un ambiente lo más familiar posible. Por eso mismo la masía escogida no podía ser otra que la maravillosa Masia la Garriga de Castelladral, una masia de origen medieval restaurada con mucho amor y convertida en un precioso EcoHotel con encanto a 1 hora de Barcelona.

A Silvia desde siempre le han encantado las estrellas tanto es así que cuando lo supimos empezamos a trabajar esta idea creando un ambiente especialmente mágico, donde todos cenaran bajo un tipi cubierto de muchas estrellas hechas a base de cristal.

El vestido y los zapatos de Silvia era ideales de Otaduy, con un diseño maxi de tul marfil con lunares y escote barco con manga larga acampanada. Acentuando la espalda con un corte bajo en forma de V.

Por supuesto las dos peques llevaban vestidito a juego con el de mamá, usando la misma tela pero con un estampado en estrellitas.

La ceremonia fue en el bosque con una decoración muy natural y una paleta muy en colores maquillaje y verdes de la mano de la maravillosa Mireia Abras.

Para el momento del aperitivo actuó un dúo ideal mientras todos los invitados observaban maravillados el beauty corner que hicimos especialmente para esta pareja. Habiendo todo tipo de cremas, jabones artesanos, sérums y un sinfín de productos más. Este tipo de cosas son las que suceden cuando nuestra novia trabaja en laboratorios de cosmética y nos empiezan a pasar este tipo de ideas por la cabeza.

Disfrutamos muchísimo todo el proceso pudiendo escoger junto a nuestra novia todas las moléculas, aromas, textura, etc. de todos los productos, se podían probar todos los productos in situ y también se prepararon paquetitos para todas y cada una de las invitadas que se pasaban por allí, había producto tanto para ellas como para ellos, con la delicadeza y sutileza que caracteriza a nuestra fantástica estilista Andrea Llàcer.

En ese momento en cuanto el sol empezó a bajar y empezó a refrescar un poco, fue cuando aprovechamos para sacar nuestro corner de pashminas en los colores de la paleta que trabajamos y cartelería tipo acuarela. ¡Como siempre pasa, fueron un éxito seguro! Ya que las pashminas volaron al instante… todas las invitadas se las combinaron según sus vestidos escogidos.

Una vez pasamos a la cena tuvimos un dúo tocando con la voz de Roger Usart amenizando la velada, al novio siempre le había gustado un estilo folk así que no pudieron tener una mejor ambientación.

Los novios optaron por una cena con diferentes estaciones tales como: pescado y mariscos, arroz, carnes a la parrilla, quesos y jamón de la mano del maravilloso catering Sibaris. De este modo se daba muchísimo movimiento al montaje, teniendo mesas de madera largas con unas decoraciones florales como si de jardincitos se tratara, combinado con las sillas crossback y un menaje muy sutil dando toda la importancia a la iluminación que había esa noche.

Todo presidido bajo nuestro tipi mágico rodeado de estrellas gracias al equipo de Tipi Bcn y YourHappyDay.

Una vez se sirvieron los cafés pasamos a la discoteca para seguir unas cuantas horas hasta altas hora de la madrugada gracias al fantástico equipo de Paréntesis Group.

Créditos:

Fue una velada maravillosa para todos los que pudimos formar parte.

¡Muchas felicidades Silvia y Gerard!!