¿Por qué contratar a una wedding planner?

Contratar a una Wedding Planner puede ser importante por varias razones, estés organizando una boda en tu ciudad o país donde resides o por lo contrario te cases en la otra punta del mundo y estés organizando una boda destination:

Experiencia y conocimiento: Las wedding planners tienen experiencia en la planificación y ejecución de bodas. Saben cómo organizar cada detalle y resolver problemas que puedan surgir durante el proceso.

Ahorro de tiempo: Planificar una boda puede llevar mucho tiempo y esfuerzo. Una wedding planner puede encargarse de todas las tareas más pesadas como las de investigar proveedores, negociar contratos, organizar vuestro budget general y sobre todo coordinar toda la logística y los horarios, lo que os permite a las parejas ahorrar tiempo y energía.

Red de proveedores: Las wedding planners suelen tener una red de proveedores de su máxima confianza con los que trabajan regularmente y verificarán que conozcan con anterioridad el venue donde la pareja quiere casarse. Esto siempre es de gran ayuda a las parejas ya que se encuentran con problemas anteriores que han podido vivir ellas en bodas anteriores de manera que pueden aconsejaros en base a una buena selección de proveedores para la boda y a obtener mejores precios gracias a las relaciones establecidas por la wedding planner.

Gestión del presupuesto: Una wedding planner puede ayudarte a elaborar y gestionar un presupuesto realista para tu boda. Te ayudará a priorizar tus gastos y a encontrar formas de ahorrar dinero sin sacrificar la calidad. Esto es muy importante ya que muchas veces una pareja (que obviamente es la primera y esperemos que la última vez que se casan) no saben ni por dónde empezar y puede que tomen decisiones erróneas simplemente por desconocimiento… es de vital importancia dejarse aconsejar para optimizar el presupuesto desde el principio.

Reducción del estrés: Planificar una boda puede ser estresante, especialmente si tienes que lidiar con múltiples proveedores y detalles y encima estás en la otra punta del mundo. Una wedding planner puede encargarse de todos los aspectos de la planificación, desde la selección del lugar hasta la planificación y la coordinación del día de la boda, permitiéndote disfrutar del proceso sin preocupaciones e ir juntos de la mano. La capacidad de organizar múltiples tareas, gestionar cronogramas detallados y prestar atención a cada pequeño detalle es crucial para el éxito de una boda.

En resumen, contratar a una wedding planner puede ayudarte a ahorrar tiempo, reducir el estrés y garantizar que tu boda sea un día inolvidable y sin contratiempos. Creo que por parte de una wedding planner se deben aunar los siguientes aspectos con el fin de conseguir una relación inmejorable con nuestras parejas.

1. Escuchar activamente a los novios
2. Creatividad y adaptabilidad
3. Organización y atención al detalle
4. Habilidad para trabajar bajo presión
5. Excelente habilidad de comunicación (no solo con la pareja e invitados sino con todos los proveedores que forman parte de una boda)
6. Experiencia y conocimiento del sector
7. Entender sus prioridades y luchar por ellas
8. Pasión por las bodas
9. Capacidad de negociación
10. Seguimiento post-evento

Este decálogo no solo ayuda a las wedding planners a establecer un marco de trabajo exitoso, sino que también asegura que las parejas reciban el mejor servicio posible, haciendo de su boda una experiencia memorable y libre de estrés.

Con muchas ganas de saber de vosotros en Cocó&Carl. Escribidnos y contadnos vuestros sueños

Share the Post: